Operamos en un mercado muy competitivo, es por eso que usar herramientas como los CRM, que facilitan de manera amplia la organización y la gestión de los recursos de una empresa, es mucho más importante de lo que era antes. Si en este momento estás dudando sobre cuál es la herramienta que más se adapta a tus necesidades, no te preocupes, estás en el sitio indicado. Ya vimos algunas ventajas de usar un CRM, pero aquí te mostramos los beneficios más importantes de usar un CRM en tu empresa, y una comparación de los más usados.

 – Eficiencia y Productividad: Con un CRM bien implementado serás capaz de resolver los problemas de ineficiencia, gracias a su capacidad de almacenar y clasificar información e integrarla con tu infraestructura actual de software.

– Accesibilidad a la información: Como hemos indicado en el punto anterior, la información es un recurso de un valor incalculable, al ser el origen de las estrategias de una empresa. Un CRM es la mejor manera de recopilar toda la información en un mismo lugar y además, la mejora forma de clasificarla y analizarla de forma automática. La idea general es no solo recoger una inmensa cantidad de datos, si no entenderlos y ordenarlos para hacer posible su uso en los distintos departamentos.

– Desempeño mejorado: Si tu relación con los clientes no va bien, quiere decir que nada de lo demás va bien. Ahí es donde un buen CRM es útil, al mejorar la comunicación con los clientes, consiguiendo así aumentar la confianza en tu negocio. Se trata de ayudar a tus trabajadores a entender sus tareas, y más aún, los posibles errores que estaban cometiendo, para mejorar su desempeño.

– Comunicación interdepartamental: Los medios de comunicación convencionales entre departamentos no son tan funcionales, todos lo sabemos. Y, aun así, seguimos utilizándolos a pesar de quedarnos cortos en ciertas funcionalidades que necesitamos, pero de las que no podemos disponer al no tener la herramienta necesaria. Una vez más, las herramientas que implementan los CRM nos facilitan la comunicación al estar basadas en la nube, garantizando que toda la información necesaria será accesible para todos los trabajadores, independientemente del departamento en el que esté.

– Comunicación con tus clientes: Cuando trabajas con un CRM la comunicación general de la empresa mejora, y no solo entre sus departamentos, también con tus clientes. Un buen CRM es capaz de identificar las necesidades de los clientes potenciales y mejorar así las ventas. También analiza la información recogida de los clientes y mejora la retención de los mismos, al conseguir una relación personalizada con cada uno de ellos.

Como puedes ver, los beneficios que se pueden obtener simplemente usando un buen software CRM son muy interesantes a la hora de gestionar los recursos de la empresa de una manera correcta y que ayude al flujo de trabajo. Además, en ocasiones, las empresas se encuentran con una serie de problemas que afectan al trabajo de manera indirecta. La mayoría de las soluciones a estos problemas tienen en común una serie de características, como pueden ser la administración de los procesos, la relación entre distintas empresas, su dirección, el tamaño del negocio, sus tareas… Todas estas características son las que debe reunir y gestionar un buen CRM. Algunos ejemplos de donde actúa de manera directa un CRM son:

 – Contactos: Un CRM debe almacenar tus contactos, tanto de los clientes como de los proveedores, organizándolos de manera sencilla para su fácil acceso. Para un negocio pequeño con poco presupuesto, esta característica es, seguramente, lo más importante que les puede brindar un CRM, para poder disponer de sus contactos, realizar campañas de e-mailing, y organizar a sus clientes en base a sus historiales.

– Automatización de las ventas y el marketing: Éste es el componente principal de un CRM. Este módulo se encarga de automatizar el proceso de ventas, desde la clasificación de los pedidos hasta el envío de los productos. Esta característica facilita la tarea del seguimiento de posibles clientes, de las ventas, e incluso de las visitas en su página web. Crea formularios en tus páginas con los que ofrecer mayor información, contacto, o simplemente recoger algo de feedback.

– Seguimiento de las ventas: Algunas compañías incluyen esta característica en la automatización de las ventas o como un módulo independiente. Algunas funciones básicas de este módulo son saber cuántas ventas has tenido, a dónde han ido a parar, quién ha comprado, etc. El CRM te ayudará a recoger toda esta información, crear informes a partir de la misma, y ofrecer una vista general del proceso de ventas de la empresa.

– Canales de comunicación: Como hemos hablado antes, un CRM mejora la comunicación de una empresa a distintos niveles. Lo hace ofreciendo distintos canales de comunicación. Es una característica que suele venir, como norma general, integrada en otros módulos. Los canales que suelen ofrecer son email, teléfono, chat en directo, y foros. Aunque tener muchos canales de comunicación significa tener un abanico de posibilidades más amplio, tampoco hay que precipitarse y ofrecer un contacto mediante chat o teléfono si no se dispone de alguien encargado de manejarlos, al igual que tampoco tiene sentido ofrecer una comunicación online si no hemos desarrollado nuestra presencia en internet. A menudo ofrecer únicamente el email como canal de comunicación es suficiente para los clientes cuando la respuesta se consigue en menos de 24 horas.

Ahora vamos a comparar varios CRM del mercado que cumplen lo que hemos comentado antes en mayor o menor medida.

HubSpot:

Es una buena elección para pequeñas empresas que buscan entrar en el mundo de los CRM por primera vez, y a poder ser de forma gratuita, y es lo que permite, una entrada sencilla y gratuita al principio, pero que puede llegar a ser algo caro si quieres disponer de todas sus características.

Bueno: Versión gratuita disponible, con una interfaz intuitiva, y un sistema de email bien integrado.

Malo: Precio una vez empiezas a añadir funcionalidades Premium. Bastante nuevo, por lo que está bastante limitado en algunas cosas como por ejemplo ofrecer una única dirección de email por contacto.

 

Zoho CRM:

Zoho no es únicamente un CRM, se trata de un conjunto de aplicaciones con formato web y online que suponen una gran cantidad de posibilidades en el ámbito empresarial. Sencillo y flexible, en el momento que tengas un usuario y contraseña, tendrás a tu disposición más de 40 aplicaciones con las que gestionar y personalizar tus servicios, dotándolos de un mayor valor. Zoho CRM es uno de los CRM más consolidados en el mercado, y ofrece una gran cantidad de funcionalidades, una interfaz intuitiva, y una buena colección de funcionalidades e integraciones con otras aplicaciones. Todo en uno, una de las mejores opciones.

Bueno: Muchas funcionalidades, integración total con Google, gratuito para 3 usuarios, creación de reportes, herramientas para email marketing.

Malo: La automatización de alguna de sus características está reservada para su versión Pro.

 

Freshsale:

Es un software de uso sencillo enfocado a pequeñas empresas. Tiene un buen precio y buena funcionalidad, por lo que merece la pena tener en cuenta esta aplicación.

Bueno: Interfaz intuitiva con posibilidad de personalización de alguna de sus características. Dispone de una versión gratuita.

Malo: Puede mejorar con la integración de aplicaciones de otros desarrolladores y se le notan algunos puntos flojos en ciertas funcionalidades con los clientes.

 

Salesforce:

Es uno de los CRM más utilizados pese a tener una curva de aprendizaje bastante difícil. Dispone de diferentes versiones de la aplicación.

Bueno: Buenos procesos de flujo de trabajo. Personalizable. Versión de prueba gratuita de 30 días.

Malo: Las versiones más baratas están demasiado limitadas en cuanto a funciones. La curva de aprendizaje es complicada. Precios muy elevados según vas desbloqueando otras funcionalidades.

 

Less Annoying

Puede ser el CRM más simple de todos los que hay en el mercado. Dirigido especialmente para pequeñas empresas o de apertura reciente. Es un gran software para comenzar y los precios son competitivos.

Bueno: Simple y con buena interfaz. Cumple con las funcionalidades que puede necesitar una empresa pequeña a pesar de parecer tan simple. Precio bajo para pagos mensuales.

Malo: Los reportes son demasiado básicos. No hay notificaciones en el uso de sus funcionalidades.

 

Insightly CRM

Si hablamos de relaciones con los clientes, cumple con todo lo que necesitan las pequeñas empresas. Sin embargo, tiene algunas funcionalidades que no se suelen ver en otros CRM, pertenecientes a otro tipo de servicios o software ERP.

Bueno: Seguimiento de emails y plantillas. Creación de formularios web para la recolección de posibles clientes.

Malo: Determinadas funciones con los clientes están disponibles solo en las versiones superiores. Los datos de contacto y los datos de posibles clientes se tratan por separado.

 

Pipedrive

Se trata de otro CRM que sacrifica algunas funcionalidades para conseguir mayor facilidad de uso, enfocándose así a empresas de menor tamaño. Si te conformas con unas características básicas y quieres implementar el CRM de forma rápida en tu negocio, éste podría ser tu software.

Bueno: Simple e intuitivo, con una buena guía de ayuda. Fácil de instalar y con aplicación para el móvil. Te permite personalizar la web.

Malo: Funcionalidades limitadas por el precio. No se hace diferencia entre posibles clientes y contactos.

 

Apptivo

Un CRM con un buen precio y una interfaz amistosa, además de una gran cantidad de funciones personalizables. Una vez más, un software enfocado a pequeñas empresas que quieren implementar el servicio de manera rápida.

Bueno: Soluciones personalizables, aplicación móvil, asequible y con soporte las 24 horas del día.

Malo: Las integraciones con distintas aplicaciones tienen que hacerse de manera personalizada, al dar problemas con las versiones estándar.

 

Base

Base CRM hace un gran trabajo en pequeñas empresas, incluyendo incluso alguna función avanzada de análisis y creación de informes entre sus características.

Bueno: Interfaz simple, análisis e informes de información, aplicación móvil completa y versión de prueba gratuita durante 14 días.

Malo: La personalización está bastante limitada. Muchas de sus funcionalidades están reservadas para sus versiones más altas, con un gran aumento en el precio.

 

Después de todos estos datos y comparaciones, esperamos que la pregunta que te estés haciendo no sea “¿Cuál es el mejor?” porque querría decir que no hemos conseguido explicarte correctamente lo que es un CRM. La pregunta que deberías hacerte es “¿Cuál es el mejor para mis necesidades y mi presupuesto?”. Desde aquí podemos recomendarte que en caso de que estés buscando un software avanzado, que tenga en cuenta posibles expansiones y demás, le eches un vistazo a Salesforce. En caso de que estés empezando, quieras un software básico para comenzar pero que vaya evolucionando y creciendo en base a las necesidades que te vayan surgiendo, en función al presupuesto, tamaño del equipo, etc…, Zoho CRM es una gran elección.

En caso de que tengas algún tipo de duda o te cueste decidir, estamos encantados de poder ayudar. Puedes contactarnos usando el formulario de contacto, o bien desde nuestra página web (conpas.net) para ayudarte con alguna recomendación personalizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies